Biónica económica - La naturaleza como modelo

               El espíritu creador humano puede hacer varios inventos (...), pero nunca logrará hacer uno más bello, más económico y más sencillo que el de la naturaleza, porque nada falta en sus inventos, y nada es demasiado.

Leonardo da Vinci, artista y erudito universal (1452-1519)

Fascinación Biónica

La biónica se ocupa de la transferencia de los fenómenos naturales a la tecnología. Se basa en el supuesto de que la naturaleza viva desarrolla estructuras y procesos optimizados a través de procesos evolutivos, de los que los humanos pueden aprender.

Un nuevo enfoque con una larga tradición

El término "biónica" fue acuñado en 1960 por el comandante de la Fuerza Aérea Americana Jack E. Steele introdujo el término "biónica" en el equivalente inglés de "bionics" en un simposio. Sin embargo, la idea detrás de esto es mucho más antigua. En la conquista del espacio aéreo, la naturaleza fue el padrino desde el principio. Ya en el siglo XVI Leonardo da Vinci inventó máquinas voladoras basadas en el modelo del vuelo de las aves y por lo tanto se le considera el antepasado de la biónica.

A principios del siglo XIX, George Cayley se orientó a las semillas voladoras de plantas nativas en la construcción de los primeros paracaídas funcionales. Otto Lilienthal fue el primero en reconocer la importancia de la inclinación del ala para la elevación a principios del siglo XX, y así sentó las bases para los primeros vuelos de planeo exitosos.

Al igual que todo ingeniero aeronáutico debería estudiar el vuelo de los pájaros, la biónica económica investiga qué procesos naturales podrían servir como modelos para procesos económicos exitosos.

¿El ciclo de la vida como modelo económico?

Desde hace 20 años, la Academia Gradido de Biónica Económica ha desarrollado una "moneda de bien común" alternativa basada en los modelos de la naturaleza. La naturaleza sigue la regla de que sólo cuando algo muere puede surgir algo nuevo, y por lo tanto es posible una mejora a largo plazo (evolución). Su receta para el éxito es el "ciclo de la vida". Si nuestra economía también siguiera este ciclo natural, entonces, según la evaluación de los biólogos económicos, prácticamente todos los problemas monetarios del mundo podrían ser resueltos.

La hora
de la biónica económica

La crisis de la corona mundial no sólo crea la necesidad de repensar, sino que también pone de relieve la fragilidad del sistema económico dominante. También abre una nueva receptividad a los modelos exitosos de la naturaleza, que han estado demostrando su valor durante cuatro mil quinientos millones de años. En consecuencia, la sociedad está mirando cada vez más expectante a la aún joven ciencia de la biónica económica y sus respuestas a las preguntas existenciales de nuestro tiempo.