La gastronomía necesita un "ingreso básico activo".

¿Nocaut por confinamiento?

Künzelsau, 11.11.2020 - El nuevo confinamiento trae un verdadero escenario de horror a la gastronomía. La industria espera una ola de quiebras de dimensiones inimaginables. Debido a la flagrante caída de las ventas de este año, un tercio de los restaurantes, cafés, pubs, bares, caterings y lugares de eventos están amenazados con la quiebra. Y la tendencia está aumentando. Muchas de las empresas amenazadas con innumerables puestos de trabajo y de formación no pueden salvarse a largo plazo con las "Ayudas de Noviembre" tan elogiadas. Sólo el 24 por ciento de los restauradores todavía creen en una reapertura en diciembre. Tres cuartas partes asumen que su negocio navideño también será víctima de una prohibición de apertura - y reaccionan con resignación, ira o pura desesperación. Para evitar el colapso total de la industria, se necesitan fundamentalmente nuevas medidas para intervenir en la crisis y asegurar la existencia de las empresas. La Academia Gradido de Biónica Económica ha desarrollado un nuevo tipo de sistema económico y financiero para este propósito. Al alejarse del principio habitual del dinero de las deudas, y con un enfoque innovador de la creación de dinero y un "ingreso básico activo", el modelo Gradido muestra un camino prometedor para salir de la crisis.

Con quejas, peticiones y cartas de marca, las asociaciones, sindicatos y los afectados llaman la atención en voz alta y de forma inequívoca sobre las consecuencias del nuevo confinamiento para el sector de la hostelería y la restauración. Dudan del sentido de las medidas para trasladar los contactos de los espacios públicos a los privados y se sienten excesivamente decepcionados porque no se aprecian los conceptos elaborados y las grandes inversiones financieras para la máxima seguridad de los huéspedes. Los representantes de la industria también están haciendo sonar la alarma con todas sus fuerzas porque innumerables empresas están a punto de quebrar por definitivo. No sólo corren peligro los puestos de trabajo de los directamente afectados, sino también los medios de vida de muchos empleados de las cadenas de suministro asociadas, las cervecerías y los mayoristas de bebidas. A los aprendices también les esperan perspectivas desastrosas. Una encuesta de la Asociación Alemana de Cámaras de Industria y Comercio (DIH), mostró que la industria de la restauración probablemente podrá ofrecer un 30 por ciento menos de puestos de formación para el nuevo año que en el año anterior.

Bernd Hückstädt, cofundador de la Academia Gradido de Biónica Económica, ve este desarrollo con creciente preocupación: "No podemos estabilizar nuestra economía prometiendo con prisas una ayuda puente a alturas vertiginosas a todas las industrias que tienen prohibidas el ejercicio de su profesión este año. Por una parte, nadie sabe quién pagará los montones de deudas que se crean de esta manera. Por otra parte, estas aparentemente generosas "ayudas de emergencia" ni siquiera llegan a todos los afectados, son insuficientes desde el principio y no crean ninguna perspectiva en absoluto. Según los expertos en biónica económica de la Academia Gradido, los enormes desafíos actuales a los que se enfrentan la economía y la política sólo pueden dominarse con la ayuda de un sistema económico y financiero sostenible y adecuado para los nietos.

El modelo Gradido

En 20 años de investigación, en la Academia Gradido de Biónica Económica se ha desarrollado un sólido y sostenible sistema económico y financiero del mismo nombre. Se basa en las leyes fundamentales de la naturaleza y, por lo tanto, también prevé el alejamiento del principio imperante del dinero de las deudas. Hückstädt explica: "En el antiguo sistema financiero, los activos de una persona son necesariamente las deudas de otra. Pero la naturaleza no conoce las deudas. En consecuencia, la moneda de bien común Gradido (GDD) se crea para todos como un saldo activo, sin crear deudas. Las crisis económicas como la que estamos experimentando actualmente podrían ser dominadas con el modelo Gradido sin que ello supusiera una carga para las generaciones futuras".

El "ingreso básico activo" asegura los medios de vida

El "Ingreso Básico Activo" se origina en la idea de la "participación incondicional". Por cada persona, 1.000 Gradidos (GDD) de la moneda del bien común están disponibles mensualmente como ingreso básico. Un Gradido corresponde al valor de un Euro. Un máximo de 50 horas por mes son remuneradas con 20 GDD por hora. Este importe se entiende como una cantidad básica para asegurar las necesidades básicas de la vida y se puede complementar con otros ingresos. Quienes deseen aprovechar el 'Ingreso Básico Activo' pueden contribuir a la comunidad a cualquier edad con sus talentos, preferencias y habilidades personales. Incluso en tiempos de crisis profesional, se puede lograr una seguridad básica sin tener que presentar solicitudes o pasar una prueba de medios. Además, el concepto del "Ingreso Básico Activo" con la "Participación Incondicional" también tiene en cuenta el hecho de que las futuras biografías de empleo - con independencia de las crisis económicas y financieras - siempre mostrarán rupturas o lagunas. Gracias al ingreso básico de Gradido, tales fases de cambio pierden su horror existencial.

La "participación incondicional" en cada fase de la vida

Cada persona puede asumir una tarea para el "Ingreso Básico Activo" que le gusta realizar. Esta tarea también la podría asumir durante una "prohibición de trabajo" decretada. Además de la sensación de poder realizar una actividad significativa en cada fase de la vida y de la profesión, el principio de la "participación incondicional" también ofrece la oportunidad de descubrir nuevas pasiones y objetivos. Sin miedo existencial, cada uno puede hacer lo que le gustaría hacer desde el fondo de su corazón, es decir, seguir su vocación interior. El entusiasmo resultante es el mejor requisito para tener éxito a todos los niveles.

El bien tripartido y la triple creación de dinero

El principio ético básico de Gradido se basa en conciliar el bienestar del individuo con el de la comunidad y el conjunto global, en el sentido de la naturaleza y el medio ambiente. El individuo es parte de la comunidad, el estado, y el estado es parte del "conjunto global", el ecosistema. Per cápita, se crean 3 × 1.000 Gradidos. 1.000 Gradidos para el Ingreso Básico Activo, 1.000 Gradidos para el presupuesto estatal y 1.000 Gradidos para el Fondo de Compensación y Medio Ambiente.

La filosofía de Gradido

"Nuestra idea del 'bien común' es que cada persona esté provista de todas las necesidades de la vida en todo momento y sepa que sus deseos y preocupaciones están atendidos", dice Margret Baier, cofundadora y directora general de la Academia Gradido, explicando un principio básico del modelo. Añade: "Sólo si se permite a todos ser parte viva de la comunidad, se puede desarrollar la solidaridad y el sentido de responsabilidad necesarios para superar incluso las crisis. En una situación como la que tenemos hoy, podríamos reaccionar con flexibilidad a las medidas de protección sin dificultades financieras. Podríamos encontrar soluciones significativamente más diferenciadas y reducir al mínimo los fatales efectos indeseables si se adoptara el modelo Gradido".

Para detalles del "modelo Gradido" completo, ver https://gradido.net

Sobre la Academia de Gradido
La Academia Gradido de Biónica Económica ha desarrollado una "moneda de bien común" alternativa basada en los modelos de la naturaleza. La naturaleza sigue la regla de que sólo cuando algo muere puede surgir algo nuevo, y por lo tanto es posible una mejora a largo plazo (evolución). Su receta para el éxito es el "ciclo de la vida". Si nuestra economía también siguiera este ciclo natural, entonces, según la evaluación de los economistas biónicos, prácticamente todos los problemas monetarios del mundo podrían ser resueltos. El modelo Gradido se basa en la idea de que no sólo cada persona, sino también cada estado recibe ingresos basados en saldos positivos. Así puede cumplir todas sus tareas sin tener que recaudar impuestos. La deflación o la inflación son cosa del pasado. La economía se libera de la constante compulsión de crecer, se evita finalmente el peligro de un colapso del sistema financiero.(www.gradido.net)

Persona de contacto para los medios de comunicación:
Märzheuser Communication Consulting GmbH
Michael Märzheuser
Socio gerente
Maximilianstrasse 13
80539 Munich
Teléfono: +49 89-203 006-480
Correo electrónico: gradido@maerzheuser.com
Internet: www.maerzheuser.com