Academia de Gradido
Instituto de Biónica Económica

Origen

Ya en el año 2000 Bernd Hückstädt publicó el Cuento corto 'Joytopia en un modelo monetario y económico derivado de la naturaleza, que debería traer prosperidad y paz a todos.

En el mismo año fundó una red de investigación internacional libre junto con Margret Baier para seguir desarrollando los principios descritos en Joytopia Utopía junto con otras partes interesadas.

Dado que la carga de trabajo y los costos que entrañaba la investigación de un nuevo modelo económico no podían gestionarse de manera voluntaria, Hückstädt y Baier fundaron en 2005 la Academia de Joytopía, que más tarde rebautizaron como Academia Gradido de Biónica Económica. El nombre "Gradido" es una combinación de los términos ingleses de gratitud, dignidad humana y donación. Así pues, une los tres valores esenciales de la nueva cultura económica, que tiene por objeto permitir una actividad económica sana en beneficio de las generaciones presentes y futuras.

Margret Baier y Bernd Hückstädt

La pareja fundadora

Bernd Hückstädt fue un exitoso ingeniero de sonido, compositor, conferencista y cofundador del curso "Música de cine y diseño de sonido" en la Academia de Cine de Baden-Württemberg antes de descubrir la biónica económica. Además del mundo de la música y el cine, su pasión desde la infancia ha sido la búsqueda de las causas de las condiciones de vida desiguales de la gente. Ya de joven, Hückstädt comenzó a investigar un concepto adecuado para el equilibrio entre ricos y pobres.

Margret Baier es la socia de Hückstadt, cofundadora y directora general de la Academia. Cuando conoció a Bernd Hückstädt hace veinte años, se dio cuenta inmediatamente de que ambos estaban preocupados por las mismas cuestiones fundamentales. En una barriada del Ecuador, Baier había experimentado de primera mano los efectos fatales del modo de vida occidental en otros países del mundo. Sentía allí con toda claridad que una vida en libertad y prosperidad también nos da la responsabilidad de vigilar al resto del mundo y protegerlo de la pobreza, el hambre y el empobrecimiento.

Hückstädt y Baier consideraron que el desarrollo de un nuevo sistema económico y financiero modelado en la naturaleza era un enfoque exitoso para cumplir con esta responsabilidad. Juntos fundaron la Academia Gradido y desarrollaron el concepto "Dinero sano para un mundo sano" con muchas personas afines.

Principios y procedimientos

Ayudando a dar forma a la transformación pacífica

La Academia de Gradido ofrece cursos en línea y membresías, así como entrenamiento para convertirse en un embajador de Gradido.